La inflación galopante del 20,7% en la provincia de Santa Fe durante enero golpea el bolsillo de los santafesinos, el cual se resiente, sobre todo, a la hora de la compra de alimentos y bebidas, gasto indispensable en toda economía familiar que se hace muy difícil de recortar.

En enero, en la bota santafesina los alimentos subieron un 17,1%, siendo por lejos la categoría con mayor incidencia en la inflación total medida por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec). Entre estos hay algunos productos que se destacan en su notorio incremento, como son los casos testigos de la sal fina, el arroz blanco y el café molido.

Aumentos de más del 40%

Estos tres productos lideran la lista de los alimentos con mayor índice de aumento en enero, incrementando cada uno de ellos más del 40% su precio en Santa Fe respecto al que marcaba la góndola en diciembre. En el caso de un paquete de sal fina de 500 gramos, la suba trepó al 57,9%, pasando de costar $445 diciembre a $703 en enero.

El top tres lo completan el kilo de arroz blanco y el café molido, el primero con un aumento del 44,4% en enero. De hecho, el paquete a arroz en enero se ubicó en el orden de los $2.206 mientras que en diciembre su costo era de $1.528. Con respecto al café, los 500 gramos cuestan unos $5.680, cuando en diciembre valía $5.680, habiendo aumentado un 42,4% en un mes.

Siguiendo con los alimentos con mayor índice de aumento en enero se posiciona el filet de merluza, el cual el kilo aumentó un 36,9% pasando a costar de $3.486 en diciembre a $4.774 en enero.

La masitas de agua ingresaron entre los productos con mayor incremento, de la mano del aumento del costo de la harina y derivados. El paque te de 250 gramos aumentó un 35,8 en enero, en diciembre costaba $652 y en enero registró un costo de $886.

El pan de mesa es otro de los panificados con grandes aumentos registrados. Los 390 gramos aumentaron un 35,7%, apenas por debajo de las masitas de agua, pasando de costar $1.182 en diciembre a $1.603 en enero. El producto restante derivado de la harina en la lista son las masitas dulces envasadas, teniendo en cuenta que el paquete de 150 gramos se incrementó en un 35,4%, pasando de los $554 en diciembre a los $750 en enero.

Tanto la soda como el agua sin gas envasadas sufrieron grandes aumentos en Santa Fe durante enero, según lo relevado por el Ipec. La soda en sifón descartable de dos litros sufrió un aumento del 33,3%, con un costo que era de $689 en diciembre y pasó a ser de $919 en enero. Además, la botella de agua sin gas de 1,5 litros se incrementó en un 31,3%. En diciembre costaba $541 y en enero $711.

El último producto que integra la lista de los diez con mayores aumentos de precio en Santa Fe durante enero es el queso sardo. Siempre los quesos figuran entre los productos más costosos en la lista relevada por el Ipec, aunque en este caso la variedad del sardo aumentó exponencialmente en su precio respecto a las otras variedades. El porcentaje de aumento fue del 29,3% en solo un mes, pasando de costar el kilo $6.205 en diciembre a $8.026 en enero.

By admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *