Agentes de la Secretaría de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario intervinieron en un caso de una persona que, al conducir bajo los efectos del alcohol, terminó embistiendo contra la puerta de una casa. El hecho ocurrió en la Iriondo y Pasaje Matos, en la zona sudoeste. Personal de la Dirección General de Tránsito acudió inmediatamente y realizó los controles pertinentes dando positivo el control de alcoholemia, que registró 1,01gr/l.

“Necesitamos tomar conciencia y ser responsables a la hora de manejar. Conductas de este tipo ponen en riesgo la vida de cualquier persona y no lo vamos a permitir”, señaló Diego Herrera, el secretario de Control municipal.

El siniestro se dio pasado este mediodía. Según refirieron algunos testigos el conductor venía circulando, perdió el control de su vehículo sin la intervención de terceros y finalmente colisionó contra el frente de una propiedad.

Tras el hecho, vecinos del barrio dieron aviso a la Dirección de Tránsito municipal. Un agente de esa repartición se acercó de inmediato al lugar y, al tomar contacto con el conductor, procedieron a hacerle el test de alcoholemia correspondiente, que arrojó una cifra de +1,01 gr/l de alcohol en sangre.

El conductor fue atendido luego por médicos del Sies ya que presentó algunos golpes en sus piernas y finalmente fue trasladado a la Comisaría 13. En tanto, se ordenó también el secuestro del vehículo y la posterior remisión a la misma sede policial.

By admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *